miércoles, 15 de mayo de 2019

Elige CGT



¿QUÉ ES CGT? ¿QUIÉNES SOMOS?
Somos una organización de personas que tratan de cambiar una sociedad que no les gusta por desigual, injusta, autoritaria y, en las más de las veces, irracional.

Para ello trabajamos en muy diversos campos de lo cotidiano, desde lo sindical a todo lo que tenga que ver con lo social, luchando por reparar a cada instante las injusticias que nos rodean. 
Somos conscientes de la dificultad de un cambio radical del estado de las cosas, pero nos aprestamos a ello en la confianza de que esa lucha mejora en lo inmediato nuestras condiciones de vida y forma a cuantos participan en ella en un espíritu diferente, rebelde y transformador de cuanto sufrimos y de cuanto no creemos justo.
Nuestro elemento diferenciador es la autonomía.
La autonomía no es otra cosa que pensar y actuar conforme al criterio de que sólo actuando conjuntamente y con independencia absoluta, las y los trabajadores y quienes sienten que se les explota, podremos lograr algo. Se decía que la emancipación de los y las trabajadoras sería obra suya o que, de lo contrario, no sería.
Estamos por tanto al margen de partidos, poderes y doctrinas distintas de las que nos hemos dotado. Cuanto hacemos responde a la suma de espíritus particulares de cada persona, y no a mandatos, imperativos o estrategias ajenas.

¿CÓMO NOS ORGANIZAMOS?
La organización de abajo hacia arriba, el federalismo, es lo que nos caracteriza. Según esto, en el terreno sindical diversos niveles actúan con total autonomía y se coordinan entre sí para ser más eficaces. La afiliada o afiliado se organiza primero en su sindicato, que constituye el núcleo básico y soberano de la organización. Dentro del sindicato se forman las secciones sindicales que agrupan a la afiliación de una empresa o sector.
Los sindicatos de la misma localidad constituyen la Federación de ese lugar. Las Federaciones locales de cada territorio forman las Confederaciones Territoriales (Andalucía, Castilla y León, etc). Las Confederaciones Territoriales y las Federaciones de Rama de los distintos sindicatos (Transportes y Comunicaciones, Sanidad, Enseñanza, Administración Pública...) junto con el Secretariado Permanente conforman el Comité de CGT, máximo órgano de gestión entre Congresos. Como ves, es una organización que desde el núcleo original del sindicato se estructura en dos niveles: territorial y profesional. 

¿CUÁL ES EL ESCENARIO DE LA LUCHA POR CAMBIAR LAS COSAS?
En realidad lo es todo. Allí donde hay una injusticia hay que intervenir. Y se señala esto porque, como gustamos de decir aquí, "somos más que un sindicato". Somos una organización que actúa en el mundo del trabajo, pero ni todos los problemas están sólo en ese mundo, ni sólo la trabajadora o trabajador clásico -si eso existe ya- tiene un sitio entre nosotras.
Sindicalistas, feministas, antiautoritarias, antirracistas, antifascistas, opositoras del sexismo, ecologistas... cada cual en su papel, sin "especializaciones revolucionarias", conscientes de que la labor transformadora está en todas partes.
Las características de nuestra actuación en la práctica se basan en conceptos sencillos:
  • PARTICIPACIÓN en todo lo que nos afecta, tanto en las decisiones (Asambleas) como en las responsabilidades de coordinación (relevos)
  • ÉTICA en la gestión de los medios que se consiguen (horas, liberaciones, dineros…)
  • TRANSPARENCIA en todas las negociaciones, en las cuentas, en las informaciones a las que tenemos acceso
  • SOLIDARIDAD (Apoyo Mutuo). Es nuestra fuerza. Lo que le hacen a un@ de nosotr@s nos lo hacen a tod@s
  • ACTITUD MOVILIZADORA (Acción Directa), porque a la clase trabajadora nunca le han regalado nada. Todos los avances conseguidos han sido fruto de la presión colectiva.
Con estas pocas líneas no se pretendía -ni se consigue- sino un primer acercamiento a la CGT. Las definiciones suelen servir de bien poco, y por eso no nos alargamos más. Por encima de lo que digamos de nosotros y nosotras mismas, somos lo que somos, lo que viene a decir que la CGT no es más que la suma de éste, de aquélla, del otro... y de ti misma, si te animas.

EL TIEMPO QUE VIVIMOS (EPÍLOGO)
Vivimos una sociedad cada vez más rica y cada día con un mayor número de personas empobrecidas.
Cada día hay más posibilidades reales de mejorar la vida de la mayoría, pero en realidad, cada día es más amenazante con nuestras condiciones de vida. Se ha impuesto un discurso -ese que llamamos neoliberal- que establece la productividad y la ganancia como únicas razones, despreciando las conquistas sociales o la necesidad de proporcionar unos mínimos vitales para la gente. La fría lógica económica se ha comido lo social. Ahí tenemos la política de privatización y subcontratación de empresas y servicios públicos, los recortes sucesivos a las prestaciones por desempleo, la disminución y privatización del sistema de pensiones o el retroceso y depreciación de la sanidad o la escuela pública.
Por desgracia, el sindicalismo no es ajeno a todo ello. Las reformas laborales o el acuerdo para la modificación del sistema de pensiones dejan bien a las claras cómo nuestro sindicalismo oficial, el de CCOO y UGT, está dispuesto a aceptar todo lo que le pongan delante y a tener por único horizonte gestionar las migajas que le deja Don Dinero. Nada de movilizar a las y los trabajadores, nada de hacer valer su fuerza social. Y si acaso se les moviliza, resultan ser unos fuegos artificiales para justificarse y aquí paz y después... congelación salarial.
Desde luego que hay otra manera de hacer las cosas, y a ella te invitamos a sumarte. Hay que hacerse valer, demostrar la fuerza que tenemos. Hay que responder a la política neoliberal que nos domina. Pero hay que hacerlo no en los discursos ni en las fotos, sino en la movilización de fuerzas que nos disponga en mejores condiciones ante la negociación. Hay que recuperar la solidaridad social, esa voz que siempre nos ha dicho que tenemos que ver en todos aquellos asuntos donde se litiga el bienestar de la mayoría. Que no hay pleitos propios y ajenos, que lo mío no acaba en las cuatro paredes de mi empresa. Que la lucha de allí es mi lucha, que las pensiones son también de la juventud, que la lucha contra el paro o la precariedad lo es también de la gente que tiene un trabajo más o menos estable.
En esas estamos y a esas te invitamos. CGT no te propone la comodidad de tener la vida arreglada a cambio de una cuota y un carnet. Nuestra oferta se limita a presentarte un espacio sindical y social desde el que defender tus derechos en compañía y apoyo de otros y otras como tú....
Nada más que eso. Y todo eso.

viernes, 10 de mayo de 2019

JORNADA DE SAN ISIDRO EN EL MAPA


Como viene siendo tradicional y con motivo de las fiestas de San Isidro la Subsecretaría de este Ministerio, de conformidad con la Resolución de la Secretaría de Estado de Función Pública ha acordado Autorizar,
la finalización de la jornada de trabajo, para la próxima semana (13, 14, 16 y 17 de mayo de 2019), a las 14:00 horas para el personal con jornada general, y a las 14:30 horas para el personal con jornada de especial dedicación.

El personal con jornada sólo de tarde estará, asimismo, autorizado a disfrutar de una reducción de jornada de 2 horas y media.

lunes, 29 de abril de 2019

1º de Mayo: ¡Participa en la Manifestación!: 11Hs. LEGAZPI - ATOCHA



1º de Mayo: ¡Ahora más que nunca!

Más organización y más lucha en la calle


Os recordamos la importancia que tiene este 1º de Mayo en que se cumple el centenario de la Huelga de la Canadiense, una movilización que consiguió la jornada laboral diaria de 8 horas, el hito más importante del movimiento obrero del estado español.
Como todos los derechos, no fue un regalo. La conquista de la jornada de 8 horas se logró con una huelga que duró 44 días, que se inició en la empresa Riegos y Fuerzas del Ebro de Barcelona, conocida popularmente como “La Canadiense”, y que se fue extendiendo a los distintos ramos productivos y a los servicios públicos.
Hacemos un llamamiento a toda la afiliación y a la clase trabajadora en su conjunto para que participen en la Manifestación de CGT,

11:00 horas en la Plaza de Legazpi,
 recorrerá el Paseo de las Delicias y llegará a la Plaza de Luis Goytisolo (frente al Museo R. Sofía),

Concierto reivindicativo:
Judith Mateo
Machete en boca
Bohemian Betyars

¡Viva la CGT!
¡Viva la lucha de la clase trabajadora!
¡Viva el 1º de mayo!

viernes, 26 de abril de 2019

28 de abril Día Mundial de la Seguridad y Salud en el Trabajo Campaña de la CGT contra la ley de mutuas

 http://cgt.org.es/28-de-abril-dia-mundial-de-la-seguridad-y-salud-en-el-trabajo-2

El nuevo modelo de Mutuas excede, con mucho, la mera gestión de las incapacidades estrictamente profesionales y se sitúa, además, en un lugar privilegiado para la gestión de las incapacidades comunes. Es un modelo en el que las Mutuas, como entidades empresariales, reciben fondos públicos para que gestionen tanto prestaciones asistenciales como económicas a los trabajadores en situación de incapacidad temporal, sea ésta del tipo que sea, y esto es algo que debe desaparecer. Dichas funciones deben ser, por tanto, reintegradas al ámbito público.

Si unimos este poder que se otorga a las Mutuas a los cambios legislativos por lo que se puede despedir con mucha más facilidad a aquellas personas que se encuentren de baja (art. 52 d), el hecho de caer enfermo se convierte, no sólo en una amenaza hacia nuestra salud, sino también en la amenaza cierta de que podemos perder nuestro puesto de trabajo por la vía de un despido objetivo.

Porque, además, el sistema de gestión de Incapacidades Temporales a través de las Mutuas Patronales de Accidentes de Trabajo y Enfermedades profesionales sitúa a España fuera de la lógica de la Unión Europea de los 15, ya que no es fácil encontrar un país occidental donde los empresarios tengan otorgado el poder de decidir inicialmente si una lesión o enfermedad tiene el carácter de laboral. Tampoco encontraremos en otros países de nuestro entorno que se les atribuya la facultad de emitir propuestas de alta médica, que en muchas ocasiones se convierten en efectivas en los supuestos de enfermedad común o enfermedad no laboral. Es decir, las capacidades de las mutuas patronales exceden el ámbito de lo laboral y tienen poderes evidentes en cuanto a la gestión de lo público y de la salud de los trabajadores, también dentro de su ámbito privado y no laboral.

La legislación que ha favorecido este modelo se fundamenta en dos normas:

  • Por un lado, la ley 35/2014, de las Mutuas de Accidentes de Trabajo y Enfermedades Profesionales de la Seguridad Social,
  • y por otro el RD 625/2014, por el que se regulan determinados aspectos de la gestión y control de los procesos de por incapacidad temporal en los primeros trescientos sesenta y cinco días de su duración.
Este Real Decreto, por ejemplo, faculta a la Mutua para que se ponga en contacto con las personas que se encuentren de baja por IT común desde el mismo día de la baja, cuando anteriormente sólo podían hacerlo una vez hubieran transcurrido 16 días. Una capacidad de control que, de facto, supone que las personas que se encuentran de baja, aún por enfermedades graves y complejas, deban asistir a la Mutua en un número de ocasiones excesivo en muchos casos. Personas que se han visto en esta situación no dudan en tildar estos constantes requerimientos de asistencia como verdaderas situaciones de acoso, ya que no han observado, como contrapartida, un verdadero sentido médico a los mismos.

Por todo ello, la CGT ha realizado una campaña contra la ley de Mutuas en la que se han desarrollado actos en diversos puntos del territorio los días 28 de cada mes, desde enero hasta abril, coincidiendo con el día mundial de la salud laboral.

viernes, 12 de abril de 2019

1º de Mayo: ¡Ahora más que nunca! Más organización y más lucha en la calle

http://cgt.org.es/1º-de-mayo-¡ahora-mas-que-nunca-mas-organizacion-y-mas-lucha-en-la-calle

Sin duda, la consecución de la jornada laboral diaria de 8 horas es el hito más importante del movimiento obrero del estado español. Un logro que vino precedido por una huelga que duró 44 días y que se inició en la empresa Riegos y Fuerzas del Ebro de Barcelona, conocida popularmente como “La Canadiense”, por ser su socio mayoritario el Canadian Bank of Comerce de Toronto.

El motivo de la huelga fue el despido de 8 obreros que se negaron a aceptar una reducción de su salario. Inmediatamente se unieron a la huelga los trabajadores y trabajadoras de las empresas textiles, para un poco más tarde unírseles todo el personal de los ramos de la electricidad, el agua y el gas. Paulatinamente la paralización de los servicios públicos fue total: el 70% de las fábricas estaban paradas como consecuencia de la huelga o de la falta de suministro eléctrico, llegando a declararse el estado de guerra.

 Pese a todo, el movimiento obrero liderado por los anarcosindicalistas de la CNT no se rindió, de tal forma que se alcanzó un acuerdo por el que se aceptaba la jornada de 8 horas diarias y el pago de la mitad de los salarios del tiempo que duró la huelga. El gobierno se comprometió además a poner en libertad a quienes estuviesen presos por causas sociales, a levantar el estado de guerra y a readmitir a todas las personas huelguistas sin represalias. Todo esto ocurrió entre febrero y marzo de 1919. Se acaban de cumplir, por tanto, cien años de esta importante conquista social.

Hace cien años que, una huelga que se inició en una fábrica por la solidaridad con 8 trabajadores, cambió para siempre la vida de toda la clase obrera, tanto es así que la OIT, fundada en ese mismo año de 1919, se inspiró en esta situación para la redacción de su primer convenio por el que hace universal la jornada de 8 horas.

 Los tiempos no han cambiado tanto. La explotación laboral que sufrían las personas trabajadoras hace un siglo sigue vigente ahora, bajo otras formas de precariedad y abusos patronales. Las libertades públicas se ven amenazadas con el auge de ideologías totalitarias y con las leyes regresivas de los últimos gobiernos. La mitad de la población sigue marginada y sufriendo la intolerable lacra de la violencia machista. Se niega la existencia del cambio climático y se propicia por los mercados la sobreexplotación del planeta. No, los tiempos no han cambiado tanto.

 Por ello es ahora tan necesario, como lo fue entonces, que la clase trabajadora se organice y tome las calles en defensa de sus derechos, de sus libertades, de una igualdad real entre hombres y mujeres, de la defensa del planeta y de una forma de vida digna.

 La huelga de La Canadiense y las posteriores movilizaciones fueron posibles gracias a que la clase trabajadora de entonces se organizó en torno al movimiento anarcosindicalista, demostrándose que es la mejor forma de organización para nuestra clase. Demostrando también, que la huelga, que la lucha en la calle, sirven para transformar las cosas.

¡Viva la CGT!
¡Viva la lucha de la clase trabajadora!
¡Viva el 1º de mayo!

lunes, 25 de marzo de 2019

PARTICIPA CON CGT


Han pasado ya casi  cuatro años desde las últimas elecciones sindicales. Cuatro años en los que se nos vendió primero la entrada y después la salida de una crisis, que se llevó por delante muchos de nuestros derechos y que ahora a las puertas de un tiempo electoral nos ofrecen sus migajas.

 Durante este tiempo, las personas trabajadoras de la Administración General del Estado hemos seguido sufriendo congelaciones salariales y de oferta de empleo público, las plantillas cada vez son menores y más envejecidas y en definitiva, hemos tenido que asumir mayores cargas con peores condiciones de trabajo.

 Los Sindicatos Mayoritarios han continuado con sus prácticas de acuerdos a espaldas de quienes dicen representar y mientras tanto el desánimo y la desmovilización de las y los empleados públicos continúa siendo la norma y la actitud de los sindicatos que se sientan en las mesas de negociación tiene mucho que ver en ello. La casta sindical, secuestrada por subvenciones millonarias y completamente alejada de los problemas de la gente, ha compartido “su crisis” con los partidos del régimen.
Añadir leyenda

La regeneración también es necesaria en el mundo sindical y las elecciones son un buen momento para ello. El próximo mes de junio tenemos la oportunidad de revertir la situación: es el momento de optar por otros sindicatos distintos de aquellos que se han mostrado incapaces de defender nuestros derechos porque estaban demasiado ocupados en proteger sus beneficios.

 Queremos recuperar un sindicalismo que se construya de abajo hacia arriba y en el que la gente tenga la última palabra.

Un sindicalismo sin liberados, sin subvenciones que pongan en entredicho su compromiso, sin acuerdos firmados a espaldas de los trabajadores.

 Si crees que es necesario un sindicalismo honesto, sin ataduras de ningún tipo, de clase, unitario, combativo y asambleario… no lo dudes, ven a la CGT y participa como candidata/o en un sindicato de gente como tú. 


Sólo tienes que enviarnos un correo electrónico indicándonos tu interés y forma de ponernos en contacto contigo y así lo haremos. 


Para tod@s, todo. Para nosotr@s, nada.


viernes, 15 de marzo de 2019

Por unas medidas urgentes, efectivas y justas para la sociedad contra el cambio climático



La Confederación General del Trabajo defiende en sus prioridades de acción social y sindical la preocupación por el medioambiente en el que vivimos las personas.

El sistema económico en el que vivimos explota tanto a los seres humanos como no humanos y sus ecosistemas, para extraerles sus riquezas naturales. La confusión, la mentira, la manipulación, el mantener ocupada a las personas en “batallas artificiales de las propias élites del poder”, así como sus “respuestas políticas” desde los institucional, oculta una realidad social y ecológica muy preocupante, que cada vez es más evidente e impide identificar que el capitalismo y la mafia, es lo que explica que el sistema continúe “creciendo” en barbarie.

Decimos que el capitalismo le tiene declarada una guerra al planeta. Es por ello que nos alegramos de que la juventud se esté organizando y esté liderando la voz de alarma para que las personas se movilicen y obliguemos a los estados y a los políticos a aplicar políticas reales de descarbonización, no utilización de energías contaminantes sino renovables y se comprometan con un crecimiento suficiente y no más, la única manera de frenar el calentamiento del planeta y la posibilidad de un FUTURO.

En un ambiente de huelga mundial, las y los jóvenes en el Estado Español han convocado mañana 15 de marzo de 2019 45 concentraciones y manifestaciones en más de 43 ciudades para secundar la huelga planetaria por el clima. Estas acciones se suman a convocadas en más de 89 países donde estudiantes de más de 1000 ciudades se movilizarán los “Viernes por el futuro” (“Friday for future). Las exigencias del movimiento se centran en reclamar medidas urgentes, efectivas y justas para la sociedad contra el cambio climático.

Es por ello, que os animamos a acompañar esta iniciativa acudiendo a las concentraciones y manifestaciones convocadas para mañana viernes 15 de marzo.

Porque es posible mejorar el medioambiente en el que vivimos, el futuro se escribe con cada acción presente: FRENAR EL CAMBIO CLIMATICO es tarea de todos y todas, porque nos va La VIDA de todos los seres que habitamos este mundo.

#FridaysForFuture #Climatestrike
Salud y ecología!